Back to Latest News

Año Hídrico de 2021: El Suspenso Continúa

Snow covers the trees in El Dorado County, California.

Published: 24 February 2021

por Jeanine Jones, DWR Interstate Resources Manager

***Esta es la tercera parte de una serie de artículos que el Departamento de Recursos Hídricos publicará sobre el Año Hidrológico de 2021 y las condiciones secas.  

Las condiciones hidrológicas de California continúan siendo secas mientras febrero llega a su final. A pesar del impacto positivo que tuvieron las tormentas que llegaron a fines de enero en lo que ya era una pequeña reserva de nieve, la reserva estatal de nieve continúa siendo como dos tercios de su promedio regular para este tiempo del año (o 54 por ciento del promedio regular del 1ro de abril) y las medidas del nivel de las corrientes naturales de agua de los ríos provenientes de las Sierra Nevada ahora indican que son similares aquellos de los años 2014 y 2015 (https://cdec.water.ca.gov/resapp/AccumulatedRunoff,información solamente disponible en inglés).

El nivel de la reserva de agua en las presas más grandes del norte de California está por debajo del promedio regular, reflejando los impactos cumulativos de la sequedad del año 2020. Prácticamente todo el estado se mantiene en un déficit de precipitación, agregando que casi todo el estado ha recibido menos de la mitad del promedio de precipitación hasta la fecha.

Comparado con los años secos y calurosos de 2014 y 2015, la reserva de nieve es más grande este año y el promedio de las temperaturas de este invierno hasta la fecha fueron elevadas, pero no llegaron a subir igual o romper récords como en aquellos años de sequía. Las temperaturas calurosas intensifican los impactos de la sequía, especialmente para los pequeños salmones que requieren agua fría para vivir, y aumenta el riesgo de incendios forestales. Y el 2021, es el segundo año seco consecutivo mientras que el 2014 y 2015 fueron el tercero y cuarto año respectivamente de la sequía que duró cinco años entre 2012-16. Los impactos de la sequía también se intensifican por la duración de las condiciones secas, mientras que la humedad de la tierra se agota y se estresa la vegetación.

 

El equinoccio de la primavera ocurre en menos de un mes y con el cambio de estación vemos la transición de invierno a condiciones más calurosas y secas. Típicamente el mes de marzo en California viene siendo el último mes normal de aguas. Falta por verse si marzo puede traer más agua/nieve para amenorar la falta de agua en la reserva. Un marzo milagroso es la mejor esperanza para el estado para cerrar el año hidrológico de manera positiva, aunque no es muy posible que se pueda recuperar la falta de agua en las presas y regresar a una normalidad en las reservas de agua.

 

La asignación de agua del Proyecto de Agua del Estado (State Water Project [SWP]) para los contratistas de agua al sur del Delta está en el 10 por ciento. El Proyecto Federal del Valle Central (Central Valley Project) ha anunciado que inicialmente asignará el 5 por ciento de agua a los agricultores contratistas de agua en el norte y sur del Delta, y el 20 por ciento a la Division de Friant (Friant Division). California recibirá su típica asignación de agua del Rio Colorado este año, pero según los modelos presentes se sugiere que hay un riesgo significante de que haya escasez en 2022 reflejando las condiciones de sequía a largo plazo en las que se encuentra la cuenca y las disminuidas reservas de agua.

 

¿Se puede pronosticar un marzo milagroso (y la lluvia/nieve que caerá para lo que resta de la primavera) con exactitud? Desafortunadamente, la capacidad para pronosticar más allá de un período de 7 a 10 días es muy baja. En un reporte reciente del National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA, por sus siglas en inglés) al Congreso de los Estados Unidos (https://repository.library.noaa.gov/view/noaa/27408, solamente disponible en inglés), describió lo que se necesita para mejorar los pronósticos sub-estacionales y estacionales, incluyendo recomendaciones para un proyecto piloto en el oeste de los Estados Unidos, tal como NOAA dijo: Estos proyectos fueron seleccionados basado en la existencia de un fenómeno climatológico a gran escala que ha tenido un gran impacto económico y por lo cual los pronósticos a corto plazo han tenido poca efectividad para muchas de la partes interesadas.