Back to Latest News

Año Hidrológico de 2021: ¿Cómo nos va?

First snow survey of the 2021 season at Phillips Station in the Sierra Nevada Mountains, Dec. 30, 2020. DWR/2020

Published: 27 January 2021

por Jeanine Jones, DWR Interstate Resources Manager

***Esta es la segunda parte de una serie de artículos que el Departamento de Recursos Hídricos publicará sobre el Año Hidrológico de 2021 en California y las condiciones secas.

Ahora hemos sobrepasado el punto medio de los meses que típicamente son los más lluviosos y nevados en California, y esta temporada ha sido muy seca. Casi todo el estado ha recibido menos de la mitad de la cantidad de agua/nieve que normalmente recibe hasta la fecha. Después del Año Hidrológico de 2020 (Water Year 2020 – Summary, información solamente disponible en inglés) estas condiciones son preocupantes. Caerá más precipitación en febrero y marzo, ¿pero será lo suficiente para eliminar la gran escasez de agua y nieve?

Como se discute en el primer artículo de esta serie, la habilidad de pronosticar tormentas y su cantidad de precipitación fuera del marco de dos semanas es muy limitado y falta llevar a cabo mucha investigación para mejorar la capacidad de hacer pronósticos a plazos más largos.

 

Este invierno hasta la fecha aparenta ser muy incómodamente como el Año Hidrológico de 2014, que fue el tercer año más seco en la historia de California desde los 1920s y 30s. Los años más dificultosos en términos de la sequía de 2012 – 2016, fueron los años 2014 y 2015, los cuales corresponden con el segundo nivel más marcado de temperaturas altas en California en 120 años.

 

El año 2020 se marcó como el tercero más caliente en esta historia.

 

Según datos de las medidas del nivel de las corrientes naturales de agua de los ríos provenientes de las Sierra Nevada ahora indican que son similares aquellos de los años 2014 y 2015, aunque esto podía mejorar si lloviera y nevara más. (Los valores del nivel de las corrientes de agua naturales se calculan tomando medidas que omiten los efectos de los desvíos de agua y las operaciones relacionadas con las presas de agua. Los datos sobre el nivel de las corrientes de agua naturales son importantes para la administración de los derechos de agua, especialmente durante tiempos de sequía.)

 

Pronto, el Departamento de Recursos Hídricos implementará una nueva herramienta web para proporcionarle un vistazo comparativo de los niveles de las corrientes de agua naturales del presente y los del 2014-15. Mientras todavía tenemos la esperanza de que este año llueva y nieve más que los años 2014 o 2015, la probabilidad de que nos recuperemos del inicio seco de este año y resulte ser un año normal es baja.

 

Las reservas estatales de agua están empezando a demostrar los impactos de las condiciones secas, particularmente en ciertas presas del norte de California, tal como los lagos de Shasta y Oroville. La cuenca del Rio Colorado, que es un eje importante para la reserva de agua del sur de California, está pasando por de una sequía larga con ambos lagos Mead y Powell que llevan menos de media capacidad agua. El Rio Colorado ha sido históricamente una confiable reserva significante de agua para el sur de California, y los contratistas de agua de California van a recibir sus abastecimientos de agua completos de este rio este año. Pero, la condición de la sequía a largo plazo de la cuenca del Rio Colorado incrementa el riesgo de recortes de los abastecimientos de agua a largo plazo.

 

La reserva de agua congelada, de las nieves de las cordilleras Cascade y Sierra Nevada, también están deficientes, particularmente en la parte sur de la Sierra. Con solamente dos meses restando para que finalice el período de máxima acumulación de nieve, el 1ro de abril, el promedio del equivalente de la nieve al agua está bajo.

 

Aunque no podemos pronosticar cuánta agua/nieve California va a recibir durante lo que resta de la temporada de aguas, es tiempo de asumir que el Año Hidrológico de 2021 va a resultar ser seco y va a ser importante planificar de acuerdo a esto. Mirando hacia al futuro, debemos pensar en prepararnos para un posible Año Hidrológico de 2022 seco.