Regresar a Noticias y Eventos

Tormentas Primaverales No Son Suficiente para Contrarrestar el Invierno Seco

Dos empleados del Departamento de Recursos Hídricos tomando una medida de nieve de la sierra.

Published: 30 April 2020

SACRAMENTO, Calif. – Hoy se grabó la última toma del nivel de nieve de esta primavera en la sierra en Phillips Station por el Departamento de Recursos Hídricos de California (DWR, por sus siglas en inglés). El nivel grabado fue de 1.5 pulgadas de profundad de nieve que equivale a 0.5 pulgadas de agua, que es el 3 por ciento del promedio para el mes de mayo para este lugar en particular. Las tomas del nivel de nieve del equivalente de agua (SWE, por sus siglas en inglés) miden la cantidad de agua contenida dentro de una acumulación de nieve en un lugar, y proporcionan un pronóstico más preciso sobre la cantidad de agua contenida en las nieves durante el deshielo de la primavera. Las tomas del nivel de nieve grabadas por 130 sensores electrónicos distribuidos a través de las sierras del estado indican que el total de la nieve acumulada es equivalente a 8.4 pulgadas de agua, o el 37 por ciento del promedio para el mes de mayo. Las tomas grabadas hoy ayudarán a los hidrólogos a pronosticar la cantidad de agua que correrá a los ríos y presas durante el deshielo de las nieves en la primavera y verano.

“En marzo y abril las tormentas trajeron una acumulación de nieve muy necesaria en las sierras, llegando a su cantidad limite el 9 de abril, pero las cantidades no han sido lo suficiente para contrarrestar la sequedad de enero y febrero”, dijo Sean de Guzman, jefe de DWR’s Snow Survey and Water Supply Forecast Section. “Las últimas dos semanas han visto un incremento en las temperaturas ambientales que han provocado una reducción rápida de la acumulación de nieve. La cantidad de agua que va a resultar del derretimiento de nieve se pronostica que va estar más bajo de lo normal”.

El clima variable de California ha estado muy presente este año. Las condiciones secas en octubre y noviembre fueron seguidas por aguas en diciembre que midieron al 120 por ciento del promedio normal. Condiciones muy secas regresaron en casi todo el estado durante enero y febrero, seguido por tormentas en marzo y abril que dieron resultado a una acumulación de nieve de 66 por ciento del promedio normal el 9 de abril.

En años normales, la acumulación de nieve proporciona como el 30 por ciento del agua que necesita el estado de California mientras se derrite durante la primavera y verano. Entre más agua sea detectada en la acumulación de nieve hay más posibilidad de que las presas de California reciban una cantidad significante de agua durante el deshielo para satisfacer las necesidades del estado durante el verano y otoño.  

Las seis presas más grandes del estado actualmente contienen entre el 83 por ciento (San Luis) y 126 por ciento (Melones) de su promedio histórico agua para esta fecha. El Lago Shasta, la presa más gran en superficie de California se encuentra en el 94 por ciento de su promedio histórico y se mantiene en el 81 por ciento de su capacidad de agua.