• Trees on a Sacramento street.

    Prioriza tus árboles

    Aunque un municipio implemente restricciones de riego, es probable que se permita regar los árboles adecuadamente . Recuerda, los árboles son una inversión. Se necesitará más agua, tiempo y dinero para reemplazar un árbol que se pierda por la sequía que para mantenerlo vivo.
  • Checking soil

    Revisa tu tierra

    Revisa la humedad de la tierra para ver si es hora de regar. La forma más sencilla es usar un desarmador largo y pinchar la tierra. El desarmador pasará fácilmente en tierra húmeda, pero será difícil enterrarlo en tierra seca. Si no puedes meterlo al menos 6 pulgadas, es hora de regar.
  • Young trees

    Árboles jóvenes

    Los árboles jóvenes (0-3 años) necesitan 5 galones de agua de 2 a 4 veces por semana. Crea una base de riego pequeña con un terraplén. Con un taladro, haz un agujero pequeño en el fondo de un balde de 5 galones, colócalo cerca del árbol, llénalo con agua y deja que el agua caiga lentamente.
  • Established trees

    Árboles maduros

    Para árboles maduros (más de 3 años), riega lentamente la zona de la raíz debajo del dosel hasta que el agua moje de 12 a 18 pulgadas por debajo de la superficie. No mojes cerca del tronco. Usa una manguera de remojo, que es un accesorio para rociar y usa poca agua u otros sistemas de riego.
  • Photo of mulch

    ¡Mantillo, mantillo, mantillo!

    De cuatro a seis pulgadas de mantillo u hojarasca mejora el vigor y ayuda a retener la humedad, reduciendo las necesidades de agua y protegiendo tus árboles. El mantillo tampoco compite por el agua (como el pasto) ni genera calor (como las rocas).
  • Limit pruning

    Limita la poda y el fertilizante

    Evita podar o fertilizar árboles durante las estaciones secas. La falta de agua y la poda excesiva estresan a los árboles. El fertilizante estimula el crecimiento de las hojas, lo que requiere más agua.
  • Garden hose soaking a plant.

    Riega lentamente para evitar escurrimientos

    Regar más rápido de lo que la tierra puede absorber provocará escurrimientos y desperdicio de agua. Los riegos prolongados y lentos permiten que el agua llegue más profundo. Si los árboles están en una cuesta, coloca el sistema de riego por arriba para que el agua fluya y moje alrededor del árbol (pero no cerca del tronco).